Apuestas Fibonacci - Guía corta

Únase y juegue

Cuando decidas apostar en deportes con el dinero fruto del sudor de tu frente, deberías estar armado de un buen sistema de apuestas. Esto no sólo incrementará tus chances de ganar, sino que también te ayudará a evitar errores al requerir que actúes acorde aun sistema, en vez de a tus emociones. La secuencia Fibonacci data del año 1202 y aun hoy es utilizada por apostadores en todo el mundo.

¿Cómo funciona el sistema Fibonacci?

La mejor forma de explicar este sistema es con un ejemplo. Digamos que estás apostando al fútbol y que apuestas un dólar en tu primera apuesta. Yo sé, es muy poco, pero iremos con un dólar por su simpleza.

Haces tu primera apuesta en un Liverpool vs. Arsenal, esperando que el Liverpool gane el partido. Las probabilidades son de 2.15. Ves el partido con tu amigo, y la pasas bien, pero una vez que termina, tu ánimo decae. Acabas de perder tu primera apuesta. No importa, haces otra apuesta y de nuevo con un dólar, si ganas este entonces duplicas tu apuesta y ganas dos dólares, lo cual significa que no has perdido.

Pero… pierdes de nuevo. Pero no te preocupes, ¡estamos usando el sistema Fibonacci! Esta vez añades el total de tu primera apuesta y tu segunda apuesta (1 dólar en la primera apuesta + 1 en la segunda), lo colocas en probabilidades de 2.35, y esperas lo mejor.

Finalmente, ¡has ganado! Ganas 4.70 dólares. No sólo igualas tu apuesta, sino que ganas 0.70 dólares. Nada mal. Para tu próxima apuesta vuelves a empezar en el monto inicial. ¿Entiendes la idea detrás del sistema Fibonacci? Cada vez que pierdes, simplemente haces una apuesta que sea el total de tus últimas dos apuestas para minimizar tus pérdidas. Si ganas, siempre vuelves a empezar con un dólar.

La secuencia de apuestas en el caso de quince pérdidas seguidas se vería así; 1, 1, 2, 3, 5, 8, 13, 21, 34, 55, 89, 144, 233, 377, 410. Para poder manejar y minimizar tus pérdidas, es importante que las probabilidades de tu apuesta siempre estén en el límite de 2.0.

Juega a Fibonacci con Mr. Green

Progresión positiva y negativa

En el ejemplo previó expliqué cómo funciona el sistema Fibonacci. El método que usamos fue la progresión negativa. Luego de perder incrementas el monto de tu apuesta. Utilizando la progresión negativa haces exactamente lo opuesto. Apuestas más cada vez que ganas. En vez de disminuir tus pérdidas, incrementas las ganancias de tus apuestas exitosas.

Veamos como funciona la progresión positiva. Como en nuestro ejemplo anterior, lo mantendremos simple y empezaremos con un dólar. Esta vez ganas. Ahora, en vez de regresar y apostar 1 dólar, lo incrementas a dos dólares. Vuelves a ganar y luego de dos rondas tus ganancias suben a seis dólares. Utilizando la progresión negativa sólo podrías haber ganado 4 dólares. ¡Es un incremento del 33.33%!

Ventajas del sistema Fibonacci

Si tienes un presupuesto amplio y apuestas tu dinero en apuestas uniformes, el sistema Fibonacci te premiará con ganancias significantes.
Es similar al sistema Martingala con la ventaja que es menos agresivo, lo cual significa que no necesitas un presupuesto inmenso para que te vaya bien.

Desventajas del sistema Fibonacci

Aunque es menos agresivo que el sistema Martingala, necesitas un presupuesto que pueda sostener una racha de mala suerte.

Toma por ejemplo la secuencia de apuestas después de veinte veces seguidas. 1, 1, 2, 3, 5, 8, 13, 21, 34, 55, 89, 144, 233, 377, 610, 987, 1597, 2584, 4181, 6765. Luego de perder 19 veces seguidas, tienes que haber apostado un total de 10945 dólares y la próxima requiere que tengas 6765 dólares más. En este ejemplo iniciamos nuestro sistema con un dólar. ¿Qué pasaría si hubiésemos empezado con cinco? Puedes calcularlo tú mismo.

Conclusión

El sistema Fibonacci es una gran estrategia de apostar en deportes; ya que no dependes de decisiones emocionales y quedas en riesgo de apostar en lugares que no te beneficiarán a largo plazo.

Conoce tus límites; a pesar de que a la larga lograrás un beneficio si es que eres persistente, no querrás estar apostando todo tu dinero esperando recuperar todo lo que perdiste. Determina tus límites y una vez que los alcances, deja ir y sigue adelante.

Asegúrate siempre de usar este sistema con suficientes fondos para poder afrontar una racha de mala suerte, y lo más importante, empieza jugando poco.